Palas de Pádel Rossignol
Nueva colección de palas de pádel Rossignol

Ayer se presentó la colección de palas Rossignol, marca que aterriza en el mundo del pádel y ligada desde hace 110 años a la fabricación de esquís.

Rossignol cuenta con una fábrica propia, en Artés (Manresa), donde actualmente fabrican el 15% de los esquís que se venden en el mundo. El contar con fábrica propia y tener un know how de tantos años fabricando esquís les proporcionan una ventaja frente a otras marcas de pádel, ya que pueden implementar a sus palas materiales y procesos de fabricación que mejoren las de sus competidores. Actualmente cuentan con 4 patentes exclusivas que ya han incorporado en su primera colección de palas.

La colección cuenta con 5 palas de hombre y 4 palas de mujer, donde destaca la durabilidad de las mismas, muy superior a la media del mercado, según afirmó el ingeniero Jordi Lladó.

Pala Rossignol F550
Modelo F550 de Rossignol

Las palas Rossignol replican en el interior el tubo estructural exterior, lo que hace que el corazón quede estructuramente reforzado, “blindado”. El tubo estructural de carbono es propio de Rossignol, tecnología llamada “Double Power Frame”.

Otro aspecto a destacar el el concepto “Rossignol Fit Concept“, por el que la firma puede medir al milímetro el peso, la dureza y la inercia de las palas, algo que demandaba el sector.

El contar con una fábrica propia y con gran capacidad de producción les permite regular su fabricación en base a la demanda del mercado por lo que la compañía a destacado el evitar entrar en guerra de precios, al no acumular stocks.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta